LA TACAÑERÍA, UNA ACTITUD MENTAL

 

No depende de los ingresos de una persona para  que ésta demuestre una conducta excesivamente cuidadosa con el dinero sino que es un rasgo de la personalidad promovido desde la infancia por la educación y experiencias vividas.  Si los padres le han escamoteado tanto el dinero como el afecto en la niñez, la necesidad de retener lo poco que le llegaba en esa época pudo haber generado la tacañería.

El tacaño siente que todo gasto es excesivo y este rasgo es parte de su personalidad por lo que le es muy difícil cambiar. Esta actitud muchas veces mezquina, puede representar un peligro para las relaciones tanto de pareja como con los hijos,  así como con socios de trabajo en proyectos comunes.

Pretender cambiar al tacaño resulta muy arduo  porque este tiene una imagen muy positiva de sí mismo, de la cual está orgulloso  y considera que lo acumulado en la vida responde a su estricto y organizado sistema de ahorro. El tacaño piensa  que tiene  razón en cuanto a su manera de administrar su dinero y que los demás son despilfarradores.

La tacañería se acentúa con los años y está relacionada con el aumento de inseguridad que llega con el paso del tiempo y con el sentirse más desprotegido: el viejo ya no ahorra, acumula pan, latitas, guarda comida bajo el colchón y hasta pide limosna -sin necesitarlo- en casos extremos.

 


El tacaño es un ser dominado por el miedo y la inseguridad, cree que a mayor cantidad de dinero, tendrá mayor seguridad.

Los conflictos con el dinero son resultado de la activación del miedo que acciona el sentimiento de desvalorización e inseguridad que a su vez genera críticas, exigencias, agresiones, auto castigos y juegos destructivos.

En general guarda “por si le pasa algo”, casi siempre es negativo, quiere estar “preparado” por si se enferma, tiene alguna pérdida importante de cualquier tipo, muertes, accidentes, o cualquier clase de desgracia imaginaria y siempre catastrófica.

Con estos pensamientos crea a su alrededor un malestar continuo y así el miedo se retroalimenta una y otra vez y crece progresivamente.

Puede llegar a tener una fortuna y seguir viviendo miserablemente. Esto pasa porque espera el poder y la fuerza desde “afuera”, desde el dinero guardado.

Esto corresponde a un proceso interno alimentado desde este patrón mental de miseria.

Esta persona está incapacitada para disfrutar, su estructura mental no se lo permite. Por más dinero que tenga, su inseguridad no cambia, a menos que trabaje por ello en una buena terapia psicológica.


Debe entender que el dinero es una energía, una corriente vital como la sangre que circula por el cuerpo.
El guardar el dinero  desde un pensamiento miserable, genera una acumulación energética que lo único que atrae es un aumento de miedo que impulsa a seguir con esa conducta. Así entra en un círculo vicioso cada vez más grave.

Hay quienes afirman que la tacañería puede aminorarse si las personas de su entorno más cercano le hacen notar las muchas cosas que está dejando de disfrutar y las diferentes amistades o relaciones que puede perder de seguir anteponiendo la reserva de dinero a los demás aspectos humanos.

Por otro lado, muchos consideran que tratar de persuadir a un tacaño de que esta actitud es  un verdadero problema para él, es tarea imposible, ya que  mucho mas fuerte es  el miedo que le invade ante  el deseo de apertura y crecimiento.

Jamás he visto un tacaño que acuda a terapia por sí mismo, Si llega es porque la familia desesperada “lo trae a la fuerza” como una opción para salir del pozo obscuro que crea esta deficiencia que perjudica a todo el sistema familiar.

 

 

Tomar conciencia es el primer paso para que las personas y sus familias mejoren su   calidad de vida

Saludos cordiales. Éxitos en tu crecimiento personal y familiar!

Dra. Susana Vazquez

 

Tags: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Susana Vázquez

Soy Doctora en Psicología, por la Universidad Nacional de Asunción. Estoy especializada en la terapia del Estrés Postraumático, soy Master en Programación Neurolinguística, especializada en Hipnosis Ericksoniana y Terapia Sistémica. Ver más...

Testimonios

Estoy muy agradecida por la oportunidad de participar en este Curso. Fueron horas muy valiosas, las clases siempre fueron muy profesionales, interesantes y muy dinámicas, por lo que aprecio mucho a la Dra. Susana. Realmente este curso es un aporte excelente para los profesionales de la Psicología ya que el TEPT está presente en cada sociedad y el curso brinda una manera muy eficaz de ayudar a personas que lo sufren obteniendo un gran beneficio. La técnica es valiosa y útil pues da excelentes efectos. Es una herramienta nueva, muy práctica y con grandes resultados.

Lic. TANJA VALESKA BARTEL
Lic. en Psicología por la Universidad Católica "Ntra. Sra. de la Asunción" vive en Filadelfia, Chaco Py

La Dra. Susana Vazquez ha desarrollado para nosotros clases magistrales sobre el TEPT. El aprendizaje es fácil debido a la presentación y exposición ágil y dinámica. Recomiendo a mis colegas  este maravilloso curso ya que los resultados no se hacen esperar. Como participante del curso me siento satisfecha y rica en conocimientos. Gracias!

Lic. ANA MARIA FRUTOS ALBOSPINO
Psicóloga por la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”

La Metodología, el contenido así como las actividades prácticas  realizadas en el Curso Teórico – Práctico de Estrés Post Traumático y la excelencia de la Profesora en trasmitir dicho conocimiento,  me sirvieron de mucha ayuda para mi trabajo como Terapeuta.

Estoy muy agradecida por haber tenido esta oportunidad de aprendizaje y el Curso cumplió ampliamente mis expectativas. Gracias Dra. Susana!

Lic NILSA ROJAS
Psicóloga por la Universidad Nacional de Asunción

Desde  que conocí la Técnica, en la Conferencia de la Dra. Susana Vazquez en el IV Congreso Internacional de Psicología “Desafíos y Perspectivas de la Psicología” en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional del Este, Ciudad del Este, agosto 2013, me encantó, me llamó mucho la atención el tema  y pensé: “Tengo que hacer este Curso”.

Las clases me parecieron muy dinámicas, con lenguaje apropiado y fácil de entender, cada clase me motivaba a seguir viniendo semanalmente de Ciudad de Este La técnica en si me resultó muy útil e interesante, nunca conocí  o estudié algo así. Este curso ha sido una experiencia única y muy satisfactoria  para mí  como persona y como profesional.

Por esto, les invito a todos los colegas que se animen y también sean partícipes de esta experiencia maravillosa.

Lic. JESSICA ALICE ARAUJO LOPEZ
Psicóloga por la Universidad Nacional del Este. Ciudad del Este, Py

El contenido del curso estuvo organizado en forma secuencial, coherente, para ir comprendiendo los sustentos teóricos y científicos de la Técnica. Particularmente, estoy sorprendida por el uso que la técnica “Memoria-Tiempo-Procesamiento” hace de los mecanismos neurobiológicos para el procesamiento de la información del trauma.

Fue muy cómodo compartir con un grupo de colegas – algunos con muchos años de experiencia,  otros noveles- y experimentar el aprendizaje a nivel individual y grupal. Estoy motivada y convencida de que la Técnica puede apoyar a pacientes con Estrés Post Traumático. Gracias Dra. Vazquez.

Dra. MARIA JOSEFINA RÍOS V.
Psicóloga por la Universidad Nacional de Asunción

El Programa se cumplió sistemáticamente y me sorprendió la perfecta secuencia, el orden lógico, la claridad de los conceptos y la coherencia entre las teorías presentadas y la Técnica. Mi motivación inicial fue elevada y  se mantuvo  a lo largo de todo el curso.

Pienso que es una maravillosa conjugación de teorías, constructos y técnica que posibilitan una intervención psicológica por sus efectos  sorprendentes al  producir cambios no solo a nivel cognitivo y emocional sino también fisiológico.

Dr. RICHARD GUSTAVO GÓMEZ MARTÍNEZ
Lic. En Psicología por la Universidad Nacional de Asunción

El curso es muy bueno y rico en contenido, muy interesante, además la Dra. es una excelente profesora que supo transmitir sus conocimientos sobre el tema. Las técnicas de aprendizaje grupal me ayudaron mucho para fijar lo teórico. Algo muy importante que puedo destacar es la motivación que  recibí desde el principio hasta el final, el curso llenó mis expectativas por lo que recomiendo a todos mis colegas que se animen a tomar el curso ya que es una herramienta de trabajo muy útil para el consultorio.

Lic. ELENA CARDOZO
Psicóloga por la Universidad Nacional de Asunción